Inicio / LOCALES / UTT: “Le disputamos el significado de la palabra ‘Campo’ a los Comodities”

UTT: “Le disputamos el significado de la palabra ‘Campo’ a los Comodities”

Federico Di Pasquale es integrante del espacio Unión de Trabajadores de la Tierra y referente local de estas 200 familias de Monte Vera y Helvecia que vienen construyendo una representación desde los trabajadores. En este tiempo de pandemia, organizaciones como ésta hicieron su aporte solidario para acercar alimentos sanos a los sectores más vulnerables.  En esta entrevista cuenta las realidades del sector del campo menos visible.

 

Consultado el referente sobre el aporte de la organización en las villas de Buenos Aires decía lo siguiente: “Lo sucedido en Buenos Aires es una réplica de lo que viene desarrollando la organización a nivel nacional. Mientras las grandes cadenas comerciales aprovechaban la ocasión para especular, para subir precios, para acaparar mercadería para vender más caro después; las organizaciones sociales mostraron desde su pobreza estructural, desde su invisibilización, que tuvieron la reserva moral para desplegar una política de solidaridad. 

De manera solidaria acercamos a un montón de copas de leche y comedores de barrios populares, bolsones de verduras y frutas dando un ejemplo y sembrando una semilla para que haya una política pública que sobreviva a la cuarentena.

Empecemos a pensar en la soberanía alimentaria, que hay grupos que deciden qué se produce, cuánto vale la tierra y cómo se trasladan los precios a los consumidores. Todo esto es lo que nosotros estamos poniendo en discusión para poder lograr la autonomía, para poder decidir precio, qué sembramos y cómo lo comercializamos”.

Di Pasquale también habló de los comienzos de la UTT: “Cuando nacimos hace 10 años la idea era luchar para lograr conformar un gremio de base para empezar a tomar decisiones, nos dimos cuenta del gran poder que tiene la agricultura familiar, el poder de los alimentos. Un sector al que no le llegaban las políticas públicas, que nunca formaba parte de las desiciones. Por eso la lógica de la organización no es sólo dar testimonio de la solidaridad, sino que también generar una estructura que permita mejorar la producción de los compañeros, pensar en una comercialización justa, en los sistemas de precios, pensar en la ecología, en el feminismo, generar institucionalidad propia.
Hemos avanzado también en las compras públicas y logramos que el Estado, en algunas instituciones, nos compre a nosotros las frutas y verduras. En la cadena de intermediación hay un incremente del 400 o 500 por ciento.

Le pagan a los productores una jaula de lechuga y cuando la venden al público con un kilo recuperan el costo del cajón.

En Santa Fe los miembros de nuestra organización no son dueños de la tierra en la que trabajan, en algunos casos han dejado de ser medieros pero alquilan hectáreas con déficit estructural. No pueden construir sus viviendas, tienen casas de chapa, que no tienen baños y tienen una instalación eléctrica precaria. Ni siquiera tienen acceso a tecnologías, la mayor parte del trabajo es con azada, con bomba de agua, sin tractores, a veces pueden pagar a un tractorista para que puedan arar la tierra. Además pagar el alquiler y los insumos en dólares”.

Hacial el final de la nota el dirigente rural estableció el objetivo de ser reconocidos como el Campo: “Estamos en la zona de Monte Vera y Helvecia, somos 200 familias que buscamos desarmar esta estructura que nos perjudica. Nosotros le disputamos la semántica de la palabra ‘Campo’.

El campo que produce alimentos es éste, el otro es el que produce comodities. El campo concentrado no produce alimentos, produce soja para exportar, produce una mercancía. Los alimentos de los argentinos, los que están en la mesa todos los días, los produce un sector que tiene escasa tecnología, sin acceso a políticas públicas para comprar tierras propias.

Nosotros hace rato que venimos peleando desde hace años por el procrear rural, para que los productores puedan a través de créditos blandos poder comprar tierras. Es un problema estructural en todo el país la falta de propiedad de las tierras para cultivo. Muchas tierras se han perdido en Santa Fe por la urbanización obligatoria que tiene la ciudad ya que está rodeada de agua pero también ha significado el avance sobre las tierras de cultivo”. 

Fuente: La Mañana del Este FM 95.7

Compruebe también

Fiestas clandestinas: cómo actúa la Municipalidad ante una denuncia

Además de desalojar los encuentros, se multa al titular de la vivienda. Hasta el momento, …

Cronograma de pago del aguinaldo para el personal municipal

La Municipalidad informó las fechas de pago de la primera cuota del aguinaldo para trabajadores …

Dejanos tu comentario